Creación de Córdoba


Creación del Departamento de Córdoba

La creación del departamento de Córdoba es una parte importante de la historia de Colombia, que afortunadamente fue recogida por las personas que fueron sus principales actores. 

Una de ellas fue Severo J. García Porta, quien fue designado como secretario, primero de la Junta Central Pro-Departamento y finalmente de la Junta Organizadora y Coordinadora del Departamento de Córdoba, y quien escribió el libro “Geografía del Departamento de Córdoba”, publicado por la Editorial Bedout de Medellín en 1971. 

La otra personalidad fue el educador Jaime Exbrayat Boncompain quien produjo el libro “Historia de Monteria”, cuya segunda edición fue hecha por la Alcaldía de Montería en 1994. Los dos capítulos sobre la creación deCórdoba son reproducidos a continuación.

Hay una coincidencia entre los dos escritores, don Severo nació en Magangué [Bolívar ] y el profesor Exbrayat en Pertuis [Francia], pero vivieron la mayor parte de su vida en este departamento y son considerados hijos adoptivos.

Los interesados en la historia amplia deben consultar la obra del doctor Remberto Burgos Puche “Creación y Organización del Departamento de Córdoba”, cuya segunda edición fue editada por el Fondo Mixto de Cultura de Córdoba en 1997


Momento histórico en que el Presidente de la República, doctor Roberto Urdaneta Arbeláez, firmó el 18 de diciembre de 1951 la Ley Novena que había sido aprobada por el Congreso de la República el 17 de diciembre del mismo año.

El Congreso de la República aprobó la Ley Novena de 1951 el 17 de diciembre, y en la tarde del 18 el Excelentísimo Presidente Dr. Roberto Urdaneta Arbelaéz la sancionó, entre el clamor de agradecimiento de un tercio de millón de colombianos, y la simpatía general del país.

Esa fue la culminación de un proceso que data de los mismos días de la conquista, cuando a los requerimientos de vasallaje hechos por el Bachiller Martín Fernández de Enciso respondieron sosegadamente, pero con decisión, los moradores zenúes, y libraron la primera batalla por la libertad.

El general Rafael Uribe Uribe, guerrero y visionario, propuso al finalizar la Guerra de los Mil Días, la división del departamento de Bolívar en dos, apoyado en la falta de administración del sector sureño.

El general Pedro Nel Ospina, quien a lomo de mula había pasado innumerables veces por el Camino Padrero y cruzado la serranía de San Jerónimo, conocía y elogiaba estas tierras feraces del Sinú.

En 1910, el general Prisciliano Cabrales propuso que la provincia de Lorica se dividiera para crear la de Alto Sinú, con capital Montería.

En 1916, los diputados de Sabanas y del Sinú propusieron pedir al Congreso la creación del Departamento del Sur de Bolívar. En la Cámara de Representantes se propuso entonces dividir la república en Provincias en vez de Departamentos, y se habló de que Bolívar quedaría convertido en cuatro provincias: Cartagena, Mompós, Sabanas y Sinú. No prosperó esa reforma.

En 1935 el Dr. Alberto Enrique Torres, gobernador de Bolívar, reconocía como “necesidad inaplazable” la desmembración del departamento en dos nuevas secciones.

En 1939, el Concejo Municipal de Montería convocó a una Convención de Concejos Municipales del Sinú para el 20 de julio de 1939, a Ciénaga de Oro, San Pelayo, Lorica, San Antero y Momil. Fueron proclamados dignatarios los señores Sergio Zarante Rhenals, Antonio Franco González, Benjamín Herrera Santos y Eugenio Sánchez C. La convención no llegó a resultado concreto alguno.

En 1947 fue elegido Senador suplente el doctor Remberto Burgos Puche, quien comenzó interesándose por los problemas de “Bolívar”.

En 1948 (mayo), el presidente de la Seccional de Fenalco, Severo J. García publicó un folleto auspiciado por la entidad, que se tituló: “¿Puede el Sinú ser Departamento?”, con artículo de Samuel JaramilloB., informe del señor Secretario de Gobierno de Bolívar en 1947, doctor Eugenio Giraldo, sobre el problema de límites con Antioquia, informe en que se reclama la jurisdicción de Bolívar hasta el Alto de Carrizal “bastante hacia el Sur”; también se incluyó nota historial del Sr. Uriel Parias sobre dicho pleito de límites.

En ese año de 1948, y con la decisiva cooperación de los representantes liberales Antonio Navarro Flórez, Miguel F. de la Espriella y Enrique Carlos Flórez, el doctor Remberto Burgos Puche presentó el Proyecto de Ley “Por el cual se crea el departamento del Sinú o Entrerríos”.


Debían formar el departamento los municipios de Montería, Cereté, San Pelayo, San Carlos, Ciénaga de Oro, Chimá, Momil, Lorica, San Antero, San Bernardo, San Andrés de Sotavento, Chinú, Sahagún, Caimito, San Benito Abad, San Marcos y Ayapel.

En el proyecto, el senador Burgos insertó varios apartes del folleto de Fenalco. El escritor Alberto Galindo comentó el mismo folleto pidiendo el “redescubrimiento del Sinú”.

En el Senado fue adoptado el proyecto con informe del senador Clemente Salazar Movilla, de septiembre 16, 1948. En la Cámara de Representantes fue adoptado con informe del representante Julio Sorzano Ordóñez.

En el curso de los debates expusieron conceptos favorables destacados políticos como Fernando Urdaneta Laverde, Gilberto Moreno, Eleuterio Serna, Francisco de Paula Pérez, Darío Samper, Roberto García Peña, Jorge Soto del Corral, Darío Echandía, Jesús María Arias, Alberto Zuleta Angel, Néstor Pineda P.


En la gráfica, tomada en 1951, figuran de pie: Alfonso Cabrales Pineda, Rosendo Garcés Cabrales, Luis Carlos Berrocal Lobo, Eugenio Giraldo Revueltas y Eusebio Cabrales Pineda. Sentados: Manuel Antonio Buelvas Cabrales, Abel Guzmán, Abraham Pupo Villa, Miguel Escobar Méndez, Alcides Bru y Remberto Burgos Puche.

Entretanto, la Junta Pro-Departamento de Córdoba creada en el salón de conferencias de Fenalco, trabajaba sin desmayos por crear la conciencia ciudadana, allegar fondos, contrarrestar la acción violenta de la autoridades de Bolívar, librar polémicas de prensa en las columnas ofrecidas galantemente por el Dr. Domingo López Escauriaza, en el semanario “La Semana”, y despertaba tal interés en todo el país, que los mejores diarios analizaban las tesis nuestras. La Junta pidió instalarse en Bogotá a los señores Manuel Antonio Belvas, Eugenio Giraldo, Abel Guzmán Botero y Miguel Escobar Méndez, quienes abandonando sus bufetes y haciendas, se mantenían siempre vigilantes y en contacto con todos los políticos. Para entonces, ya el proyecto hablaba definitivamente del “Departamento de Córdoba”, pues habíamos adoptado el nombre del joven héroe de Ayacucho, para el más joven de los departamentos de Colombia.

El 2 de diciembre de 1948 fue aprobado en segundo debate el proyecto en la Cámara de Representantes.

Actuaron en Montería como miembros de la Junta Pro-Departamento de Córdoba numerosos ciudadanos que se turnaban en el desempeño de comisiones. Se deben recordar los nombres de Julio Nieto, Rafael Yances Pinedo, Jerónimo Padrón, Marco Pineda González, Amando Sotomayor leal, Donaldo Cabrales A., Edmundo López Gómez, Luis Carlos Berrocal, Severo J. García.

El pueblo de Montería, en masa, contribuyó con donaciones variadas para sostener toda la campaña. Varias firmas antioqueñas también ayudaron económicamente.


De izquierda a derecha: Benjamín Burgos Puche, Miguel Escobar Méndez (detrás), Roberto Urdaneta Arbeláez (Presidente de la República), Remberto Burgos Puche, Eugenio Giraldo, Libardo López Gómez, Eusebio Cabrales Pineda, Augusto H. Méndez y Abel Guzmán Botero. [Foto de Aura Lucía Sánchez de Méndez]

Tras un intervalo impuesto por hechos políticos, se renovó el personal del Congreso, y en 1951 Córdoba tuvo en el Senado a Benjamín Burgos P. y en la Cámara a los abogados Miguel Escobar Méndez y Eusebio Cabrales. Las sesiones comenzaron en noviembre. El día 4 de diciembre quedó aprobada la Ley por la cual de creaba el Departamento de Córdoba.

Por gestiones de los parlamentarios cartageneros, y en entrevistas celebradas por el Presidente de la República con los gestores cordobeses de la Ley, se convino en la presentación de objeciones parciales por parte del Gobierno. Estudiadas por el Congreso quedó definitivamente aprobada la ley el día 17 de diciembre.

Eran Presidente del Senado el Dr. Gilberto Alzate Avendaño, y de la Cámara el Dr. Carlos Augusto Noriega.

La Ley comenzaría a entrar en vigor seis meses después de su sanción, esto es, el 18 de junio de 1952.

Era necesario preparar, organizar el nuevo Departamento. Pero el Presidente Urdaneta Arbelaéz, por la resistencia que oponían los miembros de su Gabinete ministerial doctores José Gabriel de la Vega y Alfredo Araujo, solamente el 10 de junio dictó el Decreto No. 1392 reglamentario de la Ley. El 16 de junio, en vez de nombrar Gobernador, designó una Junta Organizadora y Coordinadora, cuyos miembros fueron: Remberto Burgos P., Manuel Antonio Buelvas, Luis Alfonso Lyons, Alfonso Cabrales Pineda, Libardo López Gómez, Abel Guzmán Botero.


El 18 de junio vino el Presidente de la República y declaró formalmente constituido el Departamento. El 19, la Junta, a invitación del Dr. Urdaneta, eligió presidente de la misma, siendo escogido el doctor Remberto Burgos Puche.

Secretario fue nombrado Severo J. García.

El 23 de junio, la Presidencia dictó un decreto para ampliar las atribuciones del Presidente de la Junta, quien de hecho quedó investido de la representación de primer Gobernador del Departamento de Córdoba.

La Junta trabajó con todo empeño, con la invaluable asesoría técnica del Profesor Leopoldo Lascarro y la asistencia del doctor Eugenio Giraldo, de gran experiencia administrativa y abogado de nota.

El novel departamento pagó el día 30 de junio a todo su personal, mediante préstamo del Banco del Comercio, y anticipo que hizo Bavaria sobre impuestos de consumo.

El 18 de agosto de 1952, fue nombrado Gobernador Manuel Antonio Buelvas C., quien tomó solemne posesión del cargo el día 23 de agosto.

General José María Córdoba


Monumento al General José María Córdoba
Avenida Primera de Montería [Córdoba - Colombia - Sur América]

Nació en Concepción [Antioquia] el 8 de septiembre de 1799 y murió en El Santuario [Antioquia] -cerca de Ríonegro- el 17 de octubre de 1829. Durante su corta vida, fue el General antioqueño más destacado en el período de la Independencia. 

Su momento cumbre fue en la célebre Batalla de Ayacucho, cuando derrotó al virrey José de la Serna, quien comandaba al ejército realista. Este hecho permitió la independencia del Perú, la creación de Bolivia y la consolidación de la independencia de América del Sur. Por ello, ha pasado a la historia como el "Héroe de Ayacucho".

En esta batalla lanzó su inmortal arenga: ¡ Soldados, armas a discreción y paso de vencedores !.

Como signo de rebeldía contra la Corona Española, cambió la grafía del apellido español de su padre Crisanto de Córdoba y Mesa por la de Córdova.

Después de bañarse de gloria en los campos de batalla, el General Córdoba se rebeló contra la Dictadura del Libertador Simón Bolívar, a quien dirigió una histórica carta explicando su decisión de defender la Constitución de Cúcuta.

El final de este episodio fue trágico, ya que al enfrentarse en El Santuario a las tropas del general Daniel F. O'Leary, enviadas por El Libertador, fue herido de gravedad. En la casa donde se refugió fue rematado por el comandante irlandés Ruperto Hand, quien le propinó varios terribles sablazos.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

INFORMACIÓN GENERAL
 

Esta Pagina web pertenece a www.sahaguncordoba,com "En linea con mi pueblo" Estado del tiempo en Sahagún
Publicidad
 
ULTIMAS NOTICIAS
 
ZONA FACEBOOK
 
PERSONAS EN LINEA
 

 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

Copyright © 2012 www.sahaguncordoba.com / www.sahagunsanroque.es.tl  - ® Powered by Disegun “buenas ideas”